Descubre qué sistema de calefacción deberías instalar

Ahora que ha llegado el invierno, te estás preguntando por qué no te decidiste antes a instalar un sistema de calefacción en casa. Pero aún tienes tiempo de instalarlo antes de que llegue el verano para no volver a pasar frío.

Conocer los diferentes sistemas de calefacción es algo que hay que tener en cuenta a la hora de realizar la instalación porque cada uno cuenta con ciertas ventajas y desventajas y sería conveniente elegir el que mejor se adapte a tu hogar.

Sin duda, uno de los aspectos que más se suele tener en cuenta y que más preocupa es cuánto consume cada sistema de calefacción.

Ventajas y desventajas de los diferentes sistemas de calefacción

Si quieres saber más sobre los diferentes sistemas de calefacción y decantarte por uno de ellos, continúa leyendo este artículo y conoce las diferentes ventajas y desventajas que poseen cada uno de ellos.

Calefacción de gas

La calefacción de gas es una de las más utilizadas en las grandes ciudades. Aunque Málaga no sea muy fría, los meses de inviernos si que pueden tener temperaturas bajas. Su instalación consiste en conectar un circuito de tubos a una caldera. A través de estos tubos circulará el agua y la caldera será la encargada de calentarla, produciendo así calor. Cuando el líquido se enfríe, volverá de nuevo a la caldera y se calentará de nuevo.

Las ventajas de este tipo de calefacción son un factor importante para decantarse por este sistema, pero también cuenta con algunos inconvenientes que no hay que olvidar.

Ventajas

  • Es un sistema limpio y seguro
  • El calor llega a más distancia que con un sistema de calefacción eléctrica

Desventajas

  • Puede requerir obra para su posterior instalación
  • Los costes de mantenimiento e instalación suelen ser altos

Calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica produce calor mediante la conexión de un radiador a la red de electricidad. Los radiadores empleados pueden ser tanto móviles como fijos, siendo estos últimos más potentes que los primeros.

Ventajas

  • Genera calor sin producir residuos
  • Los costes de mantenimiento son bastante bajos
  • No es necesario almacenar el combustible
  • Se calienta muy rápido y mantiene bien el calor después de ser desconectado

Desventajas

  • No se recomienda para habitaciones muy amplias porque el calor no se expande a mucha distancia
  • Se calienta demasiado, lo que puede conllevar peligro de quemaduras si se toca directamente

Calefacción por suelo radiante

La calefacción de suelo radiante se denomina así porque se instalan tubos de plástico debajo del suelo de la vivienda. Este tipo de calefacción se basa en el sistema de expansión del calor. De esta manera, el agua caliente circula por toda la superficie. Existen diferentes tipos de este sistema de calefacción, pero el más común es el que utiliza un circuito de agua conectado a una caldera.

La calefacción por suelo radiante cuenta con ventajas muy beneficiosas, pero las desventajas también son bastante importantes.

Ventajas

  • Es el sistema de calefacción más económico a largo plazo
  • Es muy limpio porque no genera ningún tipo de residuo
  • Es muy cómodo de utilizar
  • La temperatura del aire a la altura de los pies es superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza

Desventajas

  • La instalación de este sistema es la más costosa por las grandes obras que hay que realizar
  • No es recomendable si no se le va a dar un uso continuado porque tarda bastante en calentarse
  • El mantenimiento debe llevarse a cabo por personal cualificado

Calefacción con bomba de calor

La calefacción con bomba de calor es otro de los sistemas que cada vez se está empleando más en los hogares. Este sistema permite calentar el aire frío a través de la electricidad.

Sus ventajas son muy amplias, pero su uso está desaconsejado en algunos casos.

Ventajas

  • Su instalación es bastante sencilla
  • Calienta el aire con bastante rapidez
  • Es un tipo de calefacción limpio y barato
  • Es un sistema reversible, es decir, también se puede emplear para generar aire frío

Desventajas

  • Requiere de una unidad colocada en el exterior de la vivienda
  • No es recomendable para lugares muy fríos porque generan menos calor

Ahora que ya conoces los principales sistemas de calefacción, solo te queda decidir cuál te conviene más en tu hogar. Y si aún no lo tienes claro, recuerda que empresas especialistas como Aincogas pueden asesorarte y ayudarte a elegir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *